miércoles, 16 de junio de 2010

Soneto libertario

Me recreo en ti, mi bien más preciado,
eludiendo, al verte, la oscuridad,
sin ti no soy, por ti a perpetuidad
en vía muerta y siempre apabullado.

Sin dictados ni leyes me has tocado,
latente alma, río de voluntad,
es, libertad, responsabilidad,
deber de crear, de verme ahogado.

Virtud y temor como toda suerte
amordazada restas aplacada
yo, por no sufrirte, tornarme inerte.

De todo capaz por no perderte,
anhelada, acopiada y maltratada,
lidio por existir al retenerte.

(Imagen: 'Cadena rota pequeña', escultura de Thomas Fischer)

4 comentarios:

Akaki dijo...

esta muy bien, y tendré que releermela más veces para entenderla bien.

Almorro dijo...

Apuesto, y espero, a que en cuanto encuentres un cabo, la madeja se desenredará sola.

Pero puedo atender alguna duda concreta, que conste.

Rey Mono dijo...

El vaso comunicante se dio y acabo de sobrevolar brevemente algunos post suyos, Almorro. Me parece que seguiré husmeando con bastante curiosidad por su blog, si acaso usted me lo permite, claro.

Almorro dijo...

No sólo se lo permito, sino que será un placer que así lo haga.
Invítole, además, a comentar su parecer sobre mis modestas propuestas.

Creative Commons License
obra de 13libras està subjecta a una llicència de Reconeixement-Sense obres derivades 3.0 Espanya de Creative Commons Creat a partir d'una obra disponible a 13libras.blogspot.com